Novedades

Manténgase informado de las últimas novedades tecnológicas del sector a través de nuestras secciones de Artículos y Novedades.

07-03-18 | Infocampo

Trips: advierten su avance por las elevadas temperaturas y déficit hídrico

Lo indica el INTA mediante un informe donde explican que las condiciones ambientales extremas provocan que las plantas concentren su contenido celular en las hojas, lo que hace que la hoja sea una fuente alimenticia muy grande.

Más allá de verse afectado los cultivos a causa del déficit hídrico y las elevadas temperaturas, se potencia la aparición de plagas y enfermedades. Entre ellas, se destaca el trips del poroto Caliothrips phaseoli, un insecto que suele encontrarse sobre hojas de distintas especies vegetales, como la soja, generando grandes pérdidas.

Evangelina Perotti, investigadora del INTA Oliveros, Santa Fe, indicó que “si bien se trata de un insecto que está presente durante todo el ciclo de desarrollo del cultivo de soja, las campañas con condiciones de estrés hídrico y térmico potencian su desarrollo con picos poblacionales en el período de floración”.

Según indica, las condiciones ambientales extremas provocan que las plantas concentren su contenido celular en las hojas, lo que hace que la hoja sea una fuente alimenticia muy importante. “Sin quererlo, la planta se adecua a lo que el insecto necesita para acelerar su tasa de reproducción”, aclaró.

En cuanto a los daños, la investigadora dice que “los trips generan un daño indirecto sobre el cultivo: rompen las células superficiales y succionan los jugos vegetales de las hojas de la soja. Aparecen, entonces, pequeñas manchas blanquecinas que son células vacías. Así, las hojas se ven plateadas o grises y, luego, amarronadas-rojizas” y agregó que “este daño incrementa la pérdida de agua de las plantas y, en condiciones de sequía, anticipa la senescencia del cultivo”.

A su vez, la plaga reduce el tamaño de los foliolos, genera una caída anticipada de las hojas y disminuye la tasa de fotosíntesis hasta en un 50%, lo que repercute en el llenado del grano y en consecuencia en los rendimientos del cultivo.

Advierten que “la plaga comienza desde estadios tempranos y avanza, colonizando todos los nudos de la planta y, para cuando la tengamos en el estrato superior, será muy difícil manejarla”.

Para el manejo, la técnica de Oliveros recomendó evaluar plantas en floración en forma, invertirla (con las raíces hacia arriba) y observar detenidamente el reverso de las hojas en el estrato inferior y la presencia de individuos en el superior.

“Si se observan larvas o adultos en el estrato superior y coloraciones plateadas en la parte inferior de la planta es el momento para controlarlo. A la fecha, los que se destacan como los de mayor eficacia de control son las aplicaciones con productos de la familia de los inhibidores de la síntesis de la quitina (IGR, por sus siglas en inglés).

trips del poroto

Infocampo