Novedades

Manténgase informado de las últimas novedades tecnológicas del sector a través de nuestras secciones de Artículos y Novedades.

08-11-17 | Clarín rural

A pesar de los contratiempos climáticos, creció el uso de tecnología en soja

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires afirma que en la campaña 2016/17 los productores respondieron a una mejora en la relación insumo/producto y hubo una mayor planificación del cultivo.

 

La campaña de soja 2016/17 tuvo un marco de clima mayormente húmedo y varias regiones agrícolas atravesaron excesos hídricos e inundaciones que retrasaron tanto las labores de siembra como de cosecha, e incluso algunas aplicaciones de fitosanitarios. Pero eso no desalentó a los productores a apostar por el uso de tecnología. Eso se desprende del primer relevamiento de utilización de tecnología agrícola difundido recientemente por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

“A nivel sanitario se observó presencia de enfermedades de fin de ciclo en estas zonas, aunque la presión de insectos fue normal. La problemática de malezas resistentes fue notoria en la zona norte y en la franja central del país. La producción final reflejó una mayor adopción de tecnología por parte de los productores, en respuesta a una mejora en la relación insumo/producto y una mayor planificación del cultivo en general”, destaca el informe de la entidad.

Algunos aspectos a destacar, según la Bolsa, fueron la genética en semilla, un aumento en la fertilización y el uso de mejores productos insecticidas y fungicidas.

“El resultado a cierre de campaña fue un aumento del nivel tecnológico a nivel nacional, mayormente de estratos medios, lo cual quebró la tendencia negativa en uso de tecnología de los últimos años”, remarca el informe.

Luego agrega algunos detalles. Por ejemplo, respecto a los grupos de madurez en semillas, afirma que el más utilizado en Argentina fue el GM IV, le siguieron el grupo V y el III respectivamente. La distribución de GM varía de norte a sur: grupos largos en el NOA y cortos en el Sudeste de Buenos Aires. “En general, planteos de mayor nivel tecnológico tienden a usar grupos más cortos”, afirma.

Otros datos interesantes son que en soja se utilizan fertilizantes fosfatados principalmente, los nitrogenados no superaron el 1% del total de producto aplicado en el cultivo. El producto de mayor uso fue el SPS, seguido por PMA y mezcla arrancadora. “Para fósforo en unidades de nutriente, el promedio nacional fue de 10 Kg P/Ha aplicada y de 1,2 Kg P/Ha sembrada”, detalla la entidad porteña.

Clarín rural