Manual Fitosanitario

Acceso al Servicio

?

Artículos

Manténgase informado de las últimas novedades tecnológicas del sector a través de nuestras secciones de Artículos y Novedades.

07-10-10 | Diario El Litoral

Lo importante es un buen barbecho

La necesidad de ser cada vez mas eficientes para maximizar los rendimientos de nuestros cultivos hace que las estrategias de control de malezas que se plantean deban preverse antes de la siembra del mismo.

La necesidad de ser cada vez mas eficientes para maximizar los rendimientos de nuestros cultivos hace que las estrategias de control de malezas que se plantean deban preverse antes de la siembra del mismo. Estamos en presencia de un sistema dinámico, donde las decisiones (fundamentalmente el momento en el que actuemos) van a determinar el escenario que quedará para el año próximo.

Por ello, para tener un adecuado control es necesario seguir la historia del lote, recorrerlo, conocer las malezas que están presentes y que características tienen (anual, perenne, etc).

Hoy debemos hablar de malezas tolerantes y resistentes ya que estas pueden estar presentes en nuestros lotes. Las primeras, producto de las características propias de la maleza que hace que el herbicida no tenga un control adecuado y las segundas, por el uso reiterado del mismo herbicida que va generando la selección de individuos que antes eran susceptibles y ahora ya no lo son.

Teniendo en cuenta este escenario es importante (i) un adecuado momento de aplicación (no dejando que las malezas tomen mucho desarrollo), (ii) una buena calidad de aplicación y (iii) una correcta elección del producto.

En cuanto a los distintos herbicidas es indudable que el Glifosato sigue siendo una herramienta que bien utilizada es muy beneficiosa y es fundamental en las estrategias de control en los barbechos químicos.

Ante la presencia de malezas tolerantes al Glifosato: Comelina erecta ( flor de santa Lucía ), Iresine difusa, Viola arvensis ( Viola ), Conyza bonariensis ( rama negra ), Ipomoea spp, Verbena spp ., Wedelia glauca (sunchillo o yuyo sapo), Baccharis spp., Convolvulus arvensis (campanilla), se plantea la necesidad de utilizar herbicidas que puedan controlar estas malezas ya sea en mezcla con el Glifosato o solo. Un muy buen herbicida que se complementa muy bien con el Glifosato es el ácido 2,4-D (herbicida fenoxiacético o comúnmente denominado hormonal).

El ácido 2,4D, es el herbicida hormonal por excelencia que actuando sobre los meristemas de crecimiento produce un adecuado control de la mayoría de las malezas que presentan tolerancia al Glifosato.

La empresa Atanor cuenta con el No Volátil Atanor, que viene formulado como concentrado soluble, siendo este producto una mezcla de sales aminas del ácido 2,4 D que reduce su volatilidad y además posee coadyuvantes de última generación. El No Volátil Atanor tiene una relación costo beneficio tanto por precio como por dosis de uso que representa una herramienta importante a tener en cuenta. Existe además una formulación que es una premezcla que combina la acción del Glifosato y la del ácido 2,4-D denominado Mestizo. Mestizo fue especialmente desarrollado por Atanor para ser utilizado en barbechos químicos. Esta premezcla evita las mezclas a campo, posee muy baja volatilidad y puede ser utilizado en bajos volúmenes de aplicación, controlando muy bien las malezas tolerantes

De esta manera, conociendo las malezas presentes, realizando las aplicaciones en el momento oportuno y eligiendo bien el producto obtendremos un adecuado control de malezas en nuestros lotes.

Diario El Litoral